miércoles, 13 de abril de 2011

EL MISTERIO DE WRAXFORD HALL - John Harwood

Algo sucede en la misteriosa casa de Wraxford Hall.  Las desapariciones y las conductas obsesivas y extrañas se suceden.  Ni siquiera los furtivos quieren penetrar en su bosque del que se cuentan muchas leyendas.
Constance la ha heredado de una pariente a la que ni siquiera conocía y ahora tiene que decidir que hacer con esa propiedad llena de historias sin resolver y de deudas.
Constance nunca se ha sentido querida ni por su madre ni por su padre y ahora que está sola, y después de conocer los hechos que se dieron en Wraxford Hall desde su construcción, su búsqueda de la verdad y la necesidad de sentir que pertenece a algo le llevan a investigar el pasado de los Wraxford.
Esta novela del más puro estilo gótico se desarrolla en la época victoriana.  Como todas las novelas góticas podemos encontrar todos los elementos necesarios: mansiones, fantasmas, asesinatos, misterios sin resolver, vivos crueles y un desenlace increíble.
Normalmente cuando leo una novela y a menos que el autor ya me sea conocido intento no leer nada de la biografía del mismo, para que el conocimiento de su vida real y del periodo en que vivió no me haga tener ideas preconcebidas sobre lo que voy a leer.  En este caso y fiel a esta costumbre me he leído la novela antes de buscar la biografía del autor y creo que una vez más ha sido muy buena idea.
Leyendo esta historia y gracias a la forma narrativa del autor, llena de descripciones e imagenes llenas de terror, paisajes oscuros, tormentas, olores a viejo y a humedad, estaba convencida de estar leyendo a un escritor no demasido conocido de la novela gótica de los  siglos XVIII-XIX.  Al final de la historia esta sensación de pierde al tener un desenlace tan realista como enrevesado, pero la sensación que deja la novela es la de la fantasía de aquellos autores.
Siempre desde esa perspectiva me sorprendían las opiniones del autor tan fuera de "su tiempo", aunque después lógicamente esta sorpresa se diluye en la realidad de su época.
Recomendación: libro para leer de noche, si no puede ser con tormenta, al menos con lluvia, en soledad y con una luz lo más tenue posible.
 
John Harwood (Australia, Hobart 1946). Estudió literatura y filosofía en las universidades de Tasmania y Cambridge. Profesor en la Universidad de Flinders, en Australia, dejó este trabajo para dedicarse de lleno a la escritura.
Ha escrito ensayos, poesía, biografías, crítica literaria y novelas. Respecto a esta últimas, su género es el de misterio clásico.

3 comentarios:

  1. Tiene una pinta estupenda. Tomo nota para leerlo. Me encantan las novelas con esos ambientes.
    Me gusta mucho tu blog, pasaré a hacerte más vistas.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Sales dijo...

    Hay veces que los objetos inanimados pueden tener una presencia tan fuerte dentro de una historia que terminan convirtiéndose en un personaje más de ella. La lúgubre mansión de Wraxford Hall resulta deliciosamente espeluznante.
    Sus excéntricos habitantes y su fantasmagórico entorno de oscuridad y niebla casi perpetuas, hacen de ella el marco ideal para esta trama de aparecidos y desaparecidos.
    Además el libro nos ofrece una acertada visión del melodrama victoriano y del difícil papel de la mujer dentro ese encorsetado mundo.
    Acontecimientos paranormales, inquietantes sueños, espiritismo y mesmerismo ocupan las páginas de esta sobrecogedora narración que mantiene la intriga y el suspense hasta el último capítulo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. es basura, la acabo de leer

      Eliminar

Tu comentario será visible tras la aprobación.