sábado, 2 de noviembre de 2013

ESTO NO ME LO LEO.... POR AHORA

Cuando se lleva muchos años leyendo se puede llegar a coger manía a determinado autor, género o tema en concreto.
Considero que son épocas, unas más largas que otras en las yo por ejemplo me niego absolutamente a leer un tipo determinado de libro.  
Por exceso de lectura, por repetición en el tema o en la trama y también por supuesto por que soy persona y tengo manías personales.  
Los lectores necesitamos a veces un paréntesis para ser capaces de volver a disfrutar de ciertos libros igual que no siempre estamos preparados para una determinada lectura.
En este momento de mi vida y desde hace ya una temporada bastante larga, hay tres tipos de lectura que se me han terminado haciendo pesadas y que evito por todos los medios:
El romance, la novela histórica-aventura y la Segunda Guerra Mundial, en este último caso sobre todo si aparece algo nazi.
En el pasado fui una gran lectora de novela romántica.  Me encantaban esas historias de mujeres fuera de su época, fuertes, decididas y luchadoras que se encontraban con ese hombre atractivo que al principio no les gustaba nada pero por el que terminaban sintiendo una pasión salvaje y resultaba ser una cachito de pan que las quería por encima de todo y formaban la pareja perfecta.
Ahora por desgracia cuando leo alguna novela así solo veo el papel secundario de ella en las historias, siempre necesitada de héroe que la salve y además un "¿Porqué le llaman amor cuando quieren decir sexo?".
Resultado: ya no leo novela romántica. Puede que recupere el gusto en un futuro, pero ahora mismo no lo veo probable.

La novela histórica-aventura es otro de mis peros actuales.  Tengo que decir que es todo culpa mía porque durante unos cuantos años es prácticamente lo único que leí, y eso que soy más bien variada. Pero en su momento casi mi obsesioné con estas historias y me recorrí todo tipo de países, misterios y aventuras sin que me cansaran durante, no lo se;  al menos cinco años.
Resultado evidente: como en una reseña no encuentre que hay algo más de lo mismo, con un desarrollo parecido y un final previsible no me molesto en apuntarme el título ni para un futuro.

La Segunda Guerra Mundial.  Es curioso porque no tengo problemas en leer historias que se desarrollen durante otros periodos de guerra.  Puede que las descripciones y las situaciones vividas sean aún más horribles, aunque no creo que una guerra pueda ser nunca menos mala que otra.
Pero las historias basadas en la Segunda Guerra Mundial con todos los horrores del Holocausto me resultan especialmente duras.  Me parece tan real y tan cercano que no soy capaz de disfrutar de esas lecturas aunque sean reales, aunque sean buenas y aunque nos presenten un hecho vergonzoso de nuestra historia que nunca deberíamos olvidar. 
Recuerdo grandes lecturas dedicadas a este tema y si alguien me preguntara las recomendaría sin dudarlo, pero por el momento no soy capaz de seguir leyendo nada donde ni de refilón se trate del tema.

Resumen a todo esto: Esto no me lo leo... por ahora, por que todos tenemos limitaciones y yo necesito que la lectura me ofrezca al menos dos de estos componentes juntos: disfrute, aprendizaje, entendimiento, sorpresa, humor.  
Una sola puede estar bien, pero las que se quedan, las que permanecen y no terminan perdidas entre letras deben tener al menos dos.

¿Os pasa algo parecido?

25 comentarios:

  1. Muy muy parecido me ocurre, sobre todo con la novela romántica y ambientadas en la Segunda Guerra Mundial. Con la novela romántica me saturé, pues siempre era lo mismo y como dices, la mujer dependía de un hombre para ser feliz y realizarse. Las de la Segunda Guerra Mundial me causan mucho dolor, pues me parece increíble todas las barbaridades que se cometieron. Las novelas histórico- aventuras no las soporto muchas veces, pues me parece que muchos de sus autores han abusado de los datos históricos para llenar y llenar páginas que no serían necesarias para la trama y así presentarnos un tocho mucho más caro y sin aportar casi nada. Me gusta la historia, pero ya me tienen que ofrecer algo más o sencillamente leo libros de historia y punto.

    Me he levantado con tu entrada y ha sido un placer tomarme mi primer té con tan amena lectura. Buen fin de semana!!

    ResponderEliminar
  2. Me temo que no soy una gran lectora, Mariuca. Desde luego tengo épocas y género que ahora mismo no son nada atractivos para mí...y otros que no puedo prescindir de seguir sabiendo de ellos...Cuando hablas de novela romántica, te refieres, por ejemplo a Jane Eyre?? O a Orgullo y Prejuicio?? A mí estas historias me siguen llamando mucho la atención....y devoro las hojas...La mujer sigue siendo protagonista de su vida... y el hombre la acompaña. Al igual que vivir sin ese amor romántico puede ser también maravilloso (como nos dice Barbara Pym...y V.W. y etc...), también es maravilloso, pasear con un compañero de viaje por el mundo y que ese sea otro principio...Leer eso no me desagrada.
    Pero sí...leer libros donde la mujer aparece como un jarrón florero o que su único logro en la vida es conseguir el amor de un hombre...si...también me aburre y cansa en estas alturas de la vida...pero no sé si recurriré a ellos en alguna ocasión de este singular viaje que llamamos vida.

    En cuanto a los libros históricos...los dejo para otras mentes...creo que nunca ocuparon un lugar en casa...Tal vez alguno la visitó pero se marchó pronto...jajaja...
    Buen finde!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En absoluto considero Jane Eyre y Orgullo y Prejuicio novelas románticas. Esas novelas siempre me han parecido más de denuncia social y en estos casos de la situación de la mujer. Son novelas maravillosas que creo que siempre tienen su momento para leerlas.
      Un saludo.

      Eliminar
  3. Me va por épocas pero como siempre he intentado leer de todo (aunque la poesía no la toco nunca y los clásicos dos o tres al año) dentro del resto de géneros intento intercalarlos aunque hay épocas que se me pueden acumular del mismo género...por ejemplo en octubre he leído demasiado juvenil y ahora ando con dos históricas a ver...
    Pero por ejemplo del estilo romántico que has descrito si que es cierto que este año no he leído más que una....y mira que tengo pendiente xD
    Un beso!

    ResponderEliminar
  4. Tengo que decir que no me pasa nada parecido. Puedo leer seguido varias novelas del mismo género o cambiar totalmente, creo que es porque cuando veo un libro recomendado en vuestros blogs o los veo en la librería siempre tengo la sensación de que me estoy perdiendo una gran historia, independientemente del género. También digo que no leo de todos los géneros, terror con zombies o con vampiros edulcorados y vegetarianos me dan risa y no me lo tomo en serio (sin ser libros de humor), romántica porque no me las creo y he leído novelas de otros géneros con unas historias de amor para desmayarse y eróticas "new age" por el mismo motivo que las románticas.

    Un saludo y buen fin de semana

    ResponderEliminar
  5. A mí me ocurre si leo muchas seguidas sobre lo mismo, pero se me pasa bastante rápido en cuanto dejo un tiempo en reposo. Las que a ti no te apetecen por el momento son de las que más me atraen a mí y aún no me he saturado, libro que veo de esos a mi lista que va.
    besos

    ResponderEliminar
  6. Yo también he tenido etapas en las que abusaba de un determinado género y acababa hastiada por lo que, en la actualidad, procuro simultanear para no perderme algunas novelas que merecen la pena.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  7. Supongo que todos pasamos por fases así, yo no soporto la ciencia ficción y tiene una explicación durante tres años mi profesora de lenguaje nos martirizó con este tipo de lecturas así que hace más de 20 años que no me acerco al genero, y a sabiendas no lo voy a hacer, en cuanto a la romántica la administro muy bien, todo lo más un par de libros por año, aunque con el auge de la erótica me he tragado más de uno que iba disfrazado. En cuanto a la Guerra Mundial, concretamente a la II es un tema que me sigue apasionando, pero intento no leer dos libros de esta temática en el mismo mes, como resultado en la estanteria se me estan acumulando...

    Leer es difrutar y si no ves que ese tipo de libro te vayan a deparar un buen rato lo mejor es dejarlos pasar, dada la oferta ahora mismo, hay un montón de titulos que elegir y temáticas

    ResponderEliminar
  8. Con el único género que me pasa es con el romántico. Y es que devoré tantos libros en mi adolescencia... A veces cae alguno, pero a cuentagotas. Que en cuantito veo que es más de lo mismo, me aburro...
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  9. A mi me pasa con los libros en los que aparecen niños o animales que sufran.Desde que tuve a mi hija (ya hace años) y tengo a mi perro, estoy muy sensibilizada con esos temas y me cuesta mucho ponerme con ellos. con lo que no he podido nunca, es con la ciencia ficción, pero quien sabe, igual algún día me animo.
    Besos!!

    ResponderEliminar
  10. Pues sí, es cierto, a mí también me pasa. El genero romántico siempre lo he tenido bastante atravesado, pero no por leerlo demasiado sino porque no acaba de convencerme casi ninguna de las novelas de este tipo que me he aventurado a leer. Y del que sí me he empachado un poco ha sido de la novela juvenil. Soy de las que siempre defiende que hay verdaderas joyas y mucha calidad si se busca en la novela juvenil, pero últimamente la he dejado un poco de lado. Quizás porque he leído mucho del género (siempre en busca de algo interesante que descubrir) o quizás porque me apetece algo con más sustancias, por lo que sea. Puede que sea algo temporal o no, ya se verá. De todas formas, creo que es mejor no decir nunca "de este agua no beberé", porque nunca se sabe de qué género va a venir el libro que nos volverá a enamorar. Bss.

    ResponderEliminar
  11. Comparto eso de que como humanos TODOS TENEMOS MANÍAS. y de verdad, me encanta la variedad, saltar de un tema a otro totalmente distinto. Eso es lo que trato de hacer en mi trabajo. Pero tengo una manía más. Hace años me devoraba volúmenes de novelas o documentales tan inmensos como "Exodo" de Leon Uris, "El Padrino" de Mario Puzo, "Lo que el Viento se llevó" de Margaret Michell o todo lo que tuviese la firma de Dominique Lapierre y Larry Collins "Esta noche la Libertad", , "Oh Jerusalem" "¿Arde París?" "El Quinto Jinete" y ese gran fresco de España que es "O llevarás luto por mí" lecturas que recomiendo ampliamente pero que ahora no les entraría pues lo que me ha ganado son los cuentos, esos relatos cortos que se pueden leer de una sentada y en los cuales he descubierto una veta maraviloosa de entretenimiento, información y perspicacia

    ResponderEliminar
  12. A mi si me gusta la novela romántica pero tengo en cuarentena a la romántica histórica, ahora mismo no me apetece lo más mínimo, me pasa lo mismo que a ti con el papel de la mujer. Sin embargo, la contemporánea sí que me gusta.

    ResponderEliminar
  13. Yo coincido contigo con lo del Holocausto, me pasó con la Bibliotecaria de Austwich, lo tuve que dejar...

    La verdad que yo también tengo claro qué no leo por ahora así que me encanta que tú nos lo digas alto y claro.

    Un besazo

    ResponderEliminar
  14. Me pasa igual con la Segunda Guerra Mundial, bueno, sigo leyendo algo pero espaciado o que no sea lo principal. La romántica es un poco placebo en mi caso, la leo por desconexión y por fantasía, jajajajaja, no por sacarle mucho jugo (si lo hiciera me enfadaría muchas veces con más de una y de uno) y la histórica la tengo un poco relegada hace tiempo. Pero de no leer, quizás lo que menos me llame ahora es la erótica.
    Besos

    ResponderEliminar
  15. Me pasa también: ahora mismo he dejado aparte el género Landscape porque, aunque no leí muchos libros del mismo, acabé aburrida de tanta historia parecida... Con la Guerra Civil Española me pasa también, que no me consigue atraer casi nunca. 1beso!

    ResponderEliminar
  16. Bueno, creo que a casi todos lectores nos ocurrirá algo así: la saturación con algunos temas es un hecho, incluso con algunos géneros. En el caso de la Segunda Guerra Mundial o de la Guerra Civil a mí me ocurre, sin duda, y procuro escoger siempre muy bien las lecturas al as que me lanzo.

    El tema de la romántica tampoco me va, pero más que por cuestión de saturación es porque no termino de hallar ese "gancho" en las historias. AUnque confieso que hay excepciones.

    Un besín y feliz domingo, Mariuca! :)

    ResponderEliminar
  17. Mmmm, sí. Yo voy por etapas, es cierto que también le tengo manía a ciertos autores aunque no por sobre exposición a ellos, simplemente no me gustan. Con los temas no me suele ocurrir, leo de todo sin cansarme, para explicarme, es cierto que la Segunda Guerra Mundial es un tema muy trillado pero puede estar de trasfondo en una trma cuya forma o fondo me llame y entonces me da igual. Besos :)

    ResponderEliminar
  18. Pues a mí a veces también me pasa. Con la novela histórica, por ejemplo, voy con cuidado: también he tenido una época en la que no paraba de leer estos libros, pero ahora solo empiezo los que me apetecen mucho-mucho. Es verdad que son previsibles, al igual que la romántica, pero bueno, a veces están bien para desconectar y entretenerse.
    En cuanto a la II Guerra Mundial, aquí no te sigo, jejeej, porque a mí me fascina. Es que en cada libro encuentro algo nuevo y eso que me parece ya increíble que puedan contarme algo distinto.
    En fin, que yo no descarto del todo, pero sí que en algunas épocas unos libros me apetecen menos que otros.

    ResponderEliminar
  19. Si, va por rachas, algunas son duras y trato de leer solo de vez en cuando a determinados autores. Para la histórica también soy muy selecta. Y aunque parezca contradictorio, las del holocausto me llaman mucho, de momento no me he saturado. Un besote!!

    ResponderEliminar
  20. Me pasa, me pasa, pero con los autores, no con la temática. Autores de los que no creo que lea nada, o nada más: Juan Manuel de Prada, Jaime Bayly, Paulo Coelho...

    Besos

    ResponderEliminar
  21. Hola,

    soy un autor novel que acaba de publicar su primera novela "EL AMIGO ESPAÑOL".
    Aquí te dejo la URL dedicada a la novela:

    http://elamigoespanol.blogspot.com.es/

    también estamos en Facebook:

    https://www.facebook.com/elamigoespanol

    Creo que podría resultarte interesante el argumento.
    Si quieres más info, dime y podemos entablar una colaboración.

    Hasta pronto ;))

    ResponderEliminar
  22. Eso pasa, Yo leia mucha historica y terror antes, ahora no leo nada de eso y mis estanterias estan llenas de libros por leer. Siempre tenemos periodos en nuestras vidas que nos decantamos por unas cosas mas que por otras.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  23. A mi lo que más me gusta es la novela histórica y la novela negra pero lo que procuro hacer es alternar lecturas porque leer novelas durante un tiempo determinado puede llegar a saturarte y a decirte que vas a tardar años en leer sobre este género. Lo mejor creo que es alternar las lecturas y, como bien dices, que en ellas encontremos disfrute, aprendizaje, entendimiento, sorpresa, humor. Saludos.

    ResponderEliminar
  24. me pasa como a tí: hay géneros que me saturaron (las novelas rosa, por ejemplo) o autores que hace años disfruté mucho pero a los que ahora no me acercaría porque ¡hay tanto nuevo por conocer! (por ejemplo, Dan Brown).
    un beso,
    Ale.

    ResponderEliminar

Tu comentario será visible tras la aprobación.